Home > Article > Meditación para gestionar el pensamiento obsesivo

Espai Obert

Meditación para gestionar el pensamiento obsesivo

Cuando el pensamiento es redundante, obsesivo, circular y excesivo, podemos procticar esta meditación:

1-Dirige la atención a los canales auditivos como si fueras a escuchar algún sonido externo pero hazlo hacia adentro para escuchar los sonidos de tu diálogo interior. Si tu atención se distrae y se desplaza hacia otro sitio, redirígela a tus oídos, al sitio en el que puedes escuchar tu diálogo interior.

2-Cada vez que te des cuenta que estás pensando con palabras, repite mentalmente la frase o palabras de las que te has dado cuenta. Puedes repetirla una vez o varias según tu elijas. Se trata de hacer un eco del proceso espontáneo del pensamiento. Puedes repetir estos pensamientos en un tono de voz interior impersonal. La repetición debe tener estas características:
-Haz una pequeña pausa después de cada sílaba, deja un pequeño espacio de silencio que puedes “escuchar” entre cada sílaba.
-Cuando estés haciendo la repetición mental no te fijes en el significado de la palabra sino en el sonido.
-Haz las repeticiones como si fueran un mantra en el que los sonidos producen algo así como un agradable masaje en el espacio interior de consciencia.
-El ritmo de las repeticiones debe ser lento y solemne.
-Si se te olvida lo que acabas de oír de tu diálogo interior o pierdes partes mientras estás repitiéndolo, déjalo pasar, vuelve a prestar atención y repite el material nuevo que aparezca.

Practica esta meditación el tiempo que consideres oportuno. Al practicarla y después de hacerlo puede ser que sientas que hay más silencio, que el ritmo al que aparecen los pensamientes se enlentece y que son más fáciles de observar.

Marc Ribé

Back To Top