Home > Article > Qué es la Gastrobotánica y Cómo la Descubrimos

Espai Obert

Qué es la Gastrobotánica y Cómo la Descubrimos

Como bien el propio término indica, la gastrobotánica es la unión entre la gastronomía y la botánica mediante el estudio de especies vegetales como raíces, hojas, tallos, semillas, frutos y flores para incorporarlo en la gastronomía. De esta forma se recuperan e incorporan a la cocina productos vegetales olvidados, desconocidos o ignorados. Productos de nuestro entorno que aportan a los platos un valor añadido tanto en sabor, como en aroma, color, textura y hasta sonido, siendo un verdadero deleite para los sentidos.

Hemos tomado contacto con el arte de la gastrobotánica dentro del Proyecto Espai Obert, en los alrededores de la masía del Gironés, de la mano de Evarist March (guía naturista, formador y consultor especializado en gastrobotánica, salud y ecoturismo), descubriendo que la naturaleza esconde muchas sorpresas aparentemente invisibles a simple vista y muy palpables con un poco de paciencia, observación y por supuesto conocimiento de las diferentes variedades de plantas e hierbas comestibles. A partir de entonces se ha ido abriendo y ampliado poco a poco un abanico de posibilidades  combinando estos productos que la naturaleza nos brinda tan amablemente con productos de cocina tradicionales.

Algunas de las especies de hierbas que han visitado nuestra cocina, nos han enamorado y se han convertido en nuestras estrellas favoritas son: la salvia fructicosa (foto del artículo) cuya flor contiene un néctar dulce y delicado, además de conferirle un toque de color vivo a los platos de verduras verdes y frescas; la salvia officinalis, o salvia común, cuyas hojas confieren un toque especial sobre todo a platos de pasta o cereales; el tomillo que ya es un clásico en nuestra sopa acompañado de cebolla y alga kombu; el romero que confiere un toque sensorial sobre todo a verduras dulces cocidas lentamente al horno o en potajes; la ajedrea es la estrella como condimento para los guisos de legumbres; el diente de león, tanto las hojas nuevas y las flores en ensalada, como la raíz en infusión para uso medicinal ; el hinojo, tanto las hojas tiernas de los brotes como las semillas enteras o molidas utilizadas como condimento; el ajo silvestre del que podemos utilizar toda la planta, tallo, flor y raíz; la ortiga que es una excelente hierba rica en hierro para utilizar en rellenos o para hacer una delicada crema acompañada de almendras molidas. Estas son nuestras estrellas, pequeños tesoros que la naturaleza nos regala en su infinita bondad, pero hay muchas más, somos conscientes de que tenemos un largo camino para conocer, experimentar e incorporar a nuestros platos y esto nos hace seguir por este camino con entusiasmo y pasión por lo que hacemos.

Todas estas hierbas y plantas silvestres no solo tienen un valor gastronómico interesante, sino que también lo tienen a nivel nutricional y medicinal en la mayoría de los casos, con lo cual los beneficios de consumirlas se triplican. Algunas personas nos han preguntado por qué no cortamos las hierbas de alrededor de la casa; después de explicarles todo esto comprenden  que no haciéndolo permitimos que se cumpla el ciclo completo de la vida: Una hierba nace, se reproduce, da sus frutos, entrega sus semillas a la tierra y muere. Se cumple un ciclo hasta que en una nueva temporada estas semillas vuelven a florecer.

Paula Souto

 

 

 

Back To Top