Home > Article > El ciempiés que no sabía como andar

Espai Obert

El ciempiés que no sabía como andar

Un caluroso día de  verano un ciempiés disfrutaba de un agradable paseo vespertino. Cuando ya llegaba a su casa se cruzó con una hormiga del vecindario a la que conocía superficialmente. Intercambiaron una pocas palabras de cortesía y se despidieron. Después de hacerlo, la hormiga  se dio la vuelta y le preguntó algo:

– “Oye, como haces para andar? Como coordinas todos tus pies?”  y siguió su camino sin esperar  respuesta.

El ciempiés quedó sorprendido por la pregunta, nunca se había parado a pensar en como hacía para andar, sencillamente andaba.  Pero ahora que pensaba en ello, por más que le daba vueltas no obtenía respuesta. Estaba confundido. Y cuando se disponía a continuar su paseo se dio cuenta que no sabía como empezar a andar. Estaba bloqueado, coordinar sus cien pies le parecía una tarea demasiado complicada. Con qué pie debía empezar?  Como hacer para no pisarse a sí mismo? Como coordinar la velocidad de tantos pies para que unos no corrieran más que otros? …

Algunos dicen que se quedó allí pensando y pensando en como hacer para coordinar sus cien pies. Otros dicen que finalmente se dio cuenta que algunos aspectos de nuestras vidas funcionan mejor si los dejamos que fluyan de manera natural y no los entorpecemos constantemente con nuestro pensamiento analítico, obsesivo y redundante.

Marc Ribé

 

Back To Top