Home > Article > Contar respiraciones y utilizar mantras

Espai Obert

Contar respiraciones y utilizar mantras

En este post explicamos como utilizar palabras y sonidos en la fase de focalización (o concentración) de la meditación para favorecer la atención sostenida que calma y serena la mente.

La técnica más conocida es la de contar respiraciones. Hay diversas variantes pero todas tienen en común el contar mentalmente respiraciones desde uno hasta diez y volver a empezar si nos distraemos o si llegamos al diez. Los principiantes pueden contar tanto inhalaciones como exhalaciones y durante todo el recorrido del aire así: uuuuuunooooo, doooooooooosssss, etc. Si nos perdemos antes de llegar a 10, vovlemos a empezar desde el 1. Cuando podemos hacer tres series de 10 respiraciones si perdernos,  pasamos a contar sólo durante la exhalación. Y en una fase más avanzada contamos sólo durante una parte de la exhalación así: soltamos un poco de aire, contamos unoo y continuamos exhalando; inhalamos sin contar, soltamos un poco de aire, contamos doss y continuamos exhalando. Si en esta variante podemos hacer tres series de 10 respiraciones sin perdernos, la concentración está bien establecida.
Dos comentarios respecto al conteo: 1-Si la exhalación todavía es muy corta (menos de 4 segundos) la técnica de contar respiraciones no es útil. 2- Cuando llegeuemos a un estadio más avanzado de nuestra práctica y ya no necesitemos el conteo,  éste se irá por si solo.

Otra técnica que podemos utilizar para favorecer la concentración es la de repetir mentalmente palabras cortas que ayudan a focalizar y a las que llamamos mantras. Existen multitud de mantras a los que se les supone un poder vibracional energético.  Om mani padme hum es quizás el mantra más conocido del budismo y significa “la joya en el loto”.  En el zen japonés se utiliza  el mantra mu que significa algo así como “ausencia” , o “nada”. En el Kundalini Yoga se practica el mantra sat nam ,  “la verdad es mi identidad”.  El mantra más conocido del mundo es el sonido “om” o “aum” que en la tradición védica se considera el sonido primoridal del universo. Se suele utilizar arrastrándolo durante toda la exhalación.
Un desarrollo que me parece muy interesante es que cada practicante utilice palabras en su propio idioma. Es preferible utilizar palabras monosilábicas y con una combinación de sonidos vocálicos y bilabiales (como la “m” o la “n”). Para los angloparlantes es fácil encontrar este tipo de palabras como por ejemplo: here al inhalar y now al exhalar; o just al inhalar y this al exhalar; o también let y go.
En catalán y castellano es más difícil encontrar palabras monosilábicas, con sentido y con una sonoridad adecuada. En catalán me parece muy apropiado un y también puede utilizarse en castellano como abreviación de uno. Os animo a buscar vuestras propias palabras.
Por último recordar que sólo utilizamos el conteo o los mantras en la fase de focalización de la meditación. La focalización o concentración es la base de la meditación pero no su finalidad última que es el autoconocimiento.

Marc Ribé

Back To Top